En Blog

Muchos de los artículos que adquirimos han dejado de convertirse en simples objetos de uso personal, para transformarse en focos de inversión que en un futuro nos pueden permitir obtener ingresos extras o préstamos de dinero gracias a ellos. Por ejemplo, en Autoloans ponemos cierta cantidad monetaria a su disposición a partir de la valuación de su automóvil.

Es por eso, que cada vez es más importante realizar compras informadas, en donde se considera tanto el modelo, marca y compañía que fabrique el objeto a comprar. La población común siente un poco de reticencia a adquirir bienes de esta manera, pues cree que se necesita de grandes conocimientos financieros para realizar una compra que en algún otro momento nos lleve a la inversión. Sin embargo, no es así, hay pasos muy sencillos que nos permiten obtener todos los beneficios de una compra bien informada.

En este artículo vamos a repasar algunos elementos que nos pueden ayudar a valuar un automóvil, para posteriormente considerarlo como un activo que se puede poner a la venta/renta o que nos servirá para solicitar un préstamo de dinero considerable.

Conocer perfectamente cuánto vale nuestro automóvil también nos permite protegernos de estafadores que quieran ofrecernos cifras menores, y de manera contraría, generan confianza en un comprador al momento de presentarle la información con seguridad haciendo notorio nuestro conocimiento sobre el tema.

El primer elemento, es, por supuesto, el modelo de nuestro automóvil. Entre más antiguo sea, va a ser un poco difícil posicionarlo dentro del mercado, ya sea como renta, venta o préstamo, sobre todo si se trata de modelos descontinuados. Es muy simple entender porqué con modelos antiguos suelen complicarse un poco las cosas, pero pensemos rápidamente en una razón: las refacciones.

Nunca sabemos cuándo será necesario tener que llevar al carro al mecánico, y ciertamente resulta mucho más difícil cambiar partes en modelos que ya no se continúan fabricando, pues eleva el costo del servicio, y en casos mucho más extremos ya ni siquiera se producen. En ese sentido, es mejor ir cambiando de automóvil cada cierto tiempo, tratando de tener el modelo más moderno a nuestro alcance, sobre todo si lo consideramos como foco de inversión.

Hay que tener mucho cuidado en este rubro, pues el valor de un automóvil se transforma desde el momento que sale de la agencia, concesionario o cualquiera que sea la vía por la que lo haya adquirido. Es decir, bajo ninguna circunstancia podrá establecer un precio igual al que usted pagó por él. Para poder tener una herramienta de valuación mucho más efectiva se puede echar mano del kilometraje.

 Esta escala nos permite conocer el uso que se la dado al automóvil y hacer una rápida evaluación de sus condiciones, además es muy fácil de verificar, pues basta con revisar el indicador en el tablero. Algunos especialistas sugieren que es mejor adquirir automóviles con un kilometraje digital, pues los contadores análogos pueden ser modificados en los talleres mecánicos, restándole confianza al dueño, al momento de hacer alguna transacción con el mismo.

Como sabemos, uno de los grandes problemas de contaminación están relacionados con el uso excesivo de los automóviles particulares, lo que ha movido a los fabricantes a mejorar los modelos y motores, estos cambios han influido considerablemente en la cantidad de gasolina que consumen, dándole preferencia a estructuras que hagan uso eficaz del combustible. Un auto será mejor valuado siempre y cuando no consuma tanto combustible, no sólo por el ahorro de energía o por los beneficios climáticos que ofrece sino también porque actualmente, el precio de la gasolina es fluctuante, por lo tanto, entre mejor sea aprovechada es mejor para el conductor.

Las condiciones físicas del automóvil siempre tienen que ser óptimas. Por lo tanto, si usted piensa considerar su automóvil como un aval para un crédito o para solicitar préstamos de dinero, va a ser vital tenerlo lo mejor cuidado y en mantenimiento constante, no sólo del exterior sino de todos los elementos que lo componen: motores, sistemas electrónicos, tapizados, calidad de los asientos, buen funcionamiento de todos los mecanismos y puertas.

Recuerde que en el caso específico de los préstamos, su automóvil es al final un elemento que le brinda seguridad a la compañía que haya realizado el préstamo, pues si por alguna circunstancia usted no puede cubrir la deuda con efectivo, podrá hacerlo con su automóvil.

Finalmente, tener la documentación en orden nos va a garantizar poder generar mejores acuerdos al momento de querer vender nuestro carro o ponerlo como garantía en un crédito. En Autoloans justo tomamos en cuenta varios de estos puntos al momento de tramitar los préstamos de dinero que ofrecemos a nuestros clientes. Ya sea que usted nos visite a alguna de nuestras oficinas o nosotros podemos visitarlo en su casa.

Lo que vamos a hacer es revisar las condiciones generales del automóvil, pero además, revisar que toda la documentación legal este en regla, desde los pagos de tenencia hasta la cobertura que ofrece el seguro de su automóvil.

Una de las ventajas de contratar este servicio con nosotros es que ofrecemos dos modalidades para cubrir su deuda: puede optar por pagos fijos que se realizan cada mes, con plazos semestrales y anuales. O, si le funciona mejor, puede elegir un sistema más tradicional en el que mensualmente hará sólo el pago del interés y al final de los plazos (que pueden ser renovados cada seis meses) pagar el monto capital. Lo invitamos a contactarnos para conocer más detalles sobre cómo puede obtener un préstamos de dinero, poniendo su automóvil con garantía pero sin tener que perderlo. ¡Lo estamos esperando!

Publicaciones recientes
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Prestamos Autoloans