En Blog

En Autoloans nos preocupa lo mucho que las familias mexicanas se ven inmersas en las crisis financieras. Es cierto que nuestro país con constancia se encuentra en estado crítico por todas partes, pero no queremos que tú y tu familia sean la excepción a la regla, por eso, con nuestros préstamos Monterrey y una serie de medidas extras, podrán mantenerse al margen. Continúa leyendo para que salves tus proyectos de una vez por todas.

En la República Mexicana no tenemos la costumbre de prever incidentes. Con trabajo podemos sobrevivir en una rutina diaria. Qué decir de los planes a futuro que en muchas ocasiones se ven eclipsados por las deudas, falta de tiempo, energía o dinero. Ya ni comencemos a hablar del ahorro, que tampoco es un concepto arraigado entre la sociedad mexicana.

Las costumbres nos han llevado a acumular cosas, en lugar de invertir en experiencias y aprendizajes. De hecho, no es algo que se realice en ciertas clases sociales exclusivamente. Te sorprenderías de saber que hasta los más altos empresarios de México están acostumbrados a gastar en exceso, ahorrar poco y acumular cosas innecesarias.

Las crisis financieras no son exclusivas de un solo estrato socioeconómico. Los porcentajes varían, pero el concepto es el mismo. Por eso, no pierdas la cabeza si te ves envuelto en una crisis financiera que en tu vida. Puede sucederle a cualquiera, incluso a aquellos que ya tenían un plan de ingresos y salidas previamente establecido. ¿Por qué? Porque los elementos críticos externos no los podemos controlar nosotros como personas. Son factores que influyen en nuestras vidas: el empleo, la oferta y demanda de los mercados, el tipo de cambio de moneda, la producción interna bruta, la corrupción, incluso las relaciones con otros países nos afectan.

En caso de que te veas inmerso en una crisis de este tipo, que no te permite continuar tus planes y amenaza la estabilidad de tu familia, trata de seguir nuestros siguientes consejos.

Armar un plan. Quizás ya hayas tenido un plan previo. Pues no ha funcionado, así que es hora de poner en marcha otro nuevo. Lo que debes hacer es una lista de todos los gastos a cubrir. Comienza con los básicos, sigue con los urgentes, los que más requieren de tu dinero, y deja hasta el final los que no urgen y son nimiedades. Olvida el entretenimiento y las distracciones, esos conceptos deben ir hasta lo último, o incluso, si es posible, no entrar en la lista. Puedes encontrar actividades que no supongan dinero como asistir a eventos gratis del gobierno, dar caminatas por el bosque, etcétera. En este plan agrega las deudas que tengas, por supuesto, justo después de las necesidades básicas como techo, comida y transporte (si tienes hijos, incluye su educación también). Establece fechas de pago exactas. También establece una fecha general en la que deberás haber completado todas tus deudas. Puede ser uno o cinco años, no pasa nada. En el próximo punto veremos cómo puedes reducir el tiempo de pago total.

Conseguir los fondos. Ahora deberás usar toda tu creatividad e ingenio para conseguir cómo solventar tus deudas y necesidades. El aumentar horas laborales a tu trabajo no es suficiente. Piensa en verdad de qué manera puedes encontrar un ingreso extra. Puede ser desde venta de zapatos por catálogo hasta préstamos Monterrey, pasando por asesorías del idioma inglés o venta de tu auto. Si crees que alguna de estas acciones valen la pena, ponlas en marcha. Seguramente te estarás preguntando por qué los préstamos Monterrey son buena opción si ya tienes deudas suficientes. Pues permítenos decirte que puedes utilizar nuestro préstamo para saldar deudas que o ya llevas muy extendidas o suponen unos intereses mayores y están succionando todo tu capital. Nuestros planes de pago son muy cómodos. Considéralos seriamente.

Reducir costos. Por supuesto no puedes continuar gastando de la manera en que lo has venido haciendo. Todo cambio implica un compromiso real. Corta de plano los lujos. Si no necesitas ropa nueva, no la compres. En lugar de ir al cine, mejor utiliza tu internet para ver una película en tu hogar. De esta forma el ahorro es inminente.

Ser pacientes. Todo plan a largo plazo requiere de paciencia. Si no lo has notado, te lo decimos hoy mismo: las cosas buenas llegan con trabajo y tiempo. Ten la certeza de que saldrás de esta mala racha si tan solo te apegas al plan y continúas trabajando arduamente. Ahora que, si continuamente te encuentras innovando la forma en que obtienes tus ingresos, el tiempo de espera se reduce.

Conviértete en emprendedor y no pares esa creatividad que te produce resultados.

Aprender de la experiencia. Pero no sólo después de que hayas superado la crisis financiera en la que te has visto envuelto, sino durante el proceso también. Si ves que no te está funcionando alguna decisión ¡cámbiala! La maravilla de la libertad es que puedes hacer de tu vida lo que mejor te convenga. Pero eso sí, no tomes decisiones con el corazón sino con la lógica. Una vez que te encuentres más suelto económicamente, también analiza cómo es que llegaste a esa situación incómoda, de qué manera lo solucionaste y qué harías diferente si tuvieras la oportunidad. Aprende de la experiencia con humildad. A todos nos sucede y puede de hecho volver a sucederte también a ti. ¡Mucho éxito!

Publicaciones recientes
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

empeño de carrosPrestamos personales