En Blog

En México la cultura de la prevención no es una costumbre habitual, pero en países como los Estados Unidos es frecuente la adquisición de seguros. La variedad de seguros es muy amplia y cubren desde los percances en el hogar, en la oficina, en la escuela, daños a terceros, accidentes automovilísticos y problemas de salud, los seguros permiten la adquisición de servicios que normalmente resultan muy costosos o inaccesibles como es el caso de los tratamientos dentales o de muchos procedimientos y tratamientos médicos.

El sistema bajo el que funcionan la mayoría de los seguros es muy sencillo: al pagar una cuota mensual o anual, se adquieren ciertos beneficios como la reparación de los daños, asesoría, asistencias en carreteras y muchos otros servicios que dependen del costo del seguro que alquilemos, los ajustadores y los peritos se encargan de verificar el percance y determinar su origen y su desarrollo.

Para así dar una solución definitiva a los afectados, todo esto supone cuotas adicionales conocidas como deducibles. En nuestro país el seguro más vendido es el automovilístico, estos seguros protegen nuestro vehículo contra robo y accidentes,  es importante contar con un seguro automovilístico, ya que el automóvil, al ser un medio de transporte, está expuesto constantemente a diversos percances.

Cuando surge un imprevisto monetario, el tener un automóvil propio y con sus papeles en regla es una garantía excelente para adquirir un préstamo prendario en cualquier empeño de autos, y aunque existen muchas opciones para conseguir dinero, el préstamo de dinero con nuestro automóvil como garantía es una de las mejores.

Las instituciones bancarias ofrecen préstamos accesibles y en los que podemos disponer de dinero en efectivo, pero el papeleo y cubrir todos los requisitos que solicitan para la apertura de un crédito es muy tardado y está sujeto a aprobación mediante una investigación de nuestro historial crediticio y de nuestros bienes.

También se puede obtener un préstamo con un familiar, un amigo o con algún prestamista, pero no son las mejores opciones, pues si se presenta algún otro inconveniente no podemos cubrir la deuda, los conflictos con la familia o los amigos son inevitables. En el caso de no saldar la deuda con un prestamista, muchas veces nos veremos involucrados en problemas personales y legales, al igual que ocurre con los bancos, en este sentido los préstamos prendarios son una ventaja.

Los préstamos prendarios funcionan de una manera muy sencilla: debemos acudir a algún establecimiento de este tipo con alguna prenda de valor, como joyas, autos, electrónicos, electrodomésticos, telefonía celular o las escrituras de alguna propiedad, después de que el valuador determine el valor real de nuestro objeto, se nos otorga un porcentaje de la cifra estimada, nuestro objeto se quedará en el local y tenemos cierto tiempo para pagar el dinero y recuperarlo; si se realizan los pagos correspondientes, aun cuando se soliciten prorrogas, nuestro objeto es devuelto en perfectas condiciones, sin embargo, objetos como los automóviles al permanecer tanto tiempo sin actividad, pueden presentar daños en sus componentes.

Uno de los principales inconvenientes de algunos préstamos prendarios es que el porcentaje que ofrecen es muy bajo con respecto al valor real, además el estar sujeto a un plazo de pago es muy pesado, aun cuando muchas veces podemos adelantar dinero o liquidar la deuda antes, estos plazos forzosos son una manera de asegurar intereses y mantener atado al cliente, esto se hace mediante la aplicación de una penalización monetaria por adelantar dinero, y esto sin mencionar los intereses exorbitantes que se cobran por el préstamo.

Si pretendemos obtener mediante un préstamo prendario una suma alta de dinero, necesitaremos dejar como garantía joyas, automóviles o un inmueble, pero las joyas son una inversión a largo plazo, el valor del oro año con año aumenta y correr el riesgo de perder una inversión de este tipo es muy riesgoso. Lo mismo sucede con los inmuebles, los bienes raíces aumentan de valor constantemente y correr el riesgo de perderlos a causa de un bache económico no es una decisión inteligente, por otro lado, los automóviles están expuestos a cientos de percances y sin el cuidado adecuado, si no son considerados como objetos de colección, tienden a perder su valor vertiginosamente.

Si necesitas conseguir alguna suma de dinero para solucionar un imprevisto, un viaje, para una inversión o para lo que se te ocurra, lo mejor es acudir a un empeño de autos. Acude con nosotros, ven con Auto Loans. Nosotros sabemos lo complicado que es conseguir un préstamo hoy en día, por eso hemos diseñado un sistema de préstamos sencillo, seguro y comprometido con tu estabilidad financiera, sin aval y sin consultar tu Buró de Crédito.

Para obtener un crédito con nosotros, sólo debes tener un auto no mayor de diez años registrado con tu nombre, ponerte en contacto en nuestra línea telefónica, nuestras redes sociales o llenando el formulario que se encuentra en esta página. Nuestros asesores se pondrán en contacto contigo para ayudarte a agendar una cita en tu oficina o domicilio con uno de nuestros valuadores, una vez que se haya valuado tu automóvil y hayas escogido el monto y los plazos que más te convengan, le instalaremos un geolocalizador totalmente gratis, podemos entregarte hasta un 60% del valor real de tu vehículo, o un monto no mayor a $250,000 en moneda nacional.

Recuerda que con Auto Loans, seguirás condiciendo tu vehículo con la seguridad de que lo dejaste en las mejores manos, además si quieres realizar pagos antes de tiempo o liquidar tu deuda, no tendrás que pagar ningún tipo de penalización. Llámanos, tenemos un plan que se ajusta a tus necesidades, ven y comprueba que somos la mejor opción si se trata de empeño de autos.

Publicaciones recientes
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

empeño de autosPrestamos de dinero