En Blog

Los prestamos de dinero por lo general causan temor entre la gente. Pero claro, la gente que no tiene idea de cómo funcionan y por qué son tan efectivos. No se trata de endeudarse, sino de utilizarlos como inversión. A continuación explicamos un poco más sobre ello.

Cuando te encuentras en problemas financieros es sólo natural buscar formas alternativas al ingreso por un salario para poder solucionarlos.

En ocasiones un trabajo extra suele remediar el obstáculo. En otras situaciones resulta bastante más fácil vender propiedades o bienes. Si tienes algo ahorrado, lo utilizas para salir de ese apuro. O a últimas, pides un préstamo al banco.

En todas las opciones anteriores resulta un poco tardado o desventajoso poner en funcionamiento estos planes, incluso tomando en cuenta el objetivo. Sobre todo en los préstamos de banco. ¿Por qué? Porque son instituciones que sobreviven de los intereses. Así como lo lees.

Entonces es sólo lógico y esperado que las tasas de interés sean altísimas, a tal grado que pueden pasar años y años antes de que termines de completar tu deuda con ellos.

Por otro lado, en los planes anteriores resulta que sólo estás atacando el problema de una manera. No hay ganancia en ello, sino una contención de un previo inconveniente. ¿Qué te parecería poner a circular tu dinero para obtener ganancias y no sólo pérdidas?

¡Sí es posible! Sólo que muchas personas no lo saben o no se atreven a intentarlo. A estas soluciones se les llama “inversión”. No es un nuevo término pero tampoco es tan popular para las personas que no están a cargo de un negocio, ya sea como gerentes, managers, administradores, CEOs o dueños.

Seguramente has escuchado que en tiempos de crisis, los valientes emergen triunfadores. Ahora que te encuentras en una situación justamente conflictiva, es momento de la acción decisiva.

Las deudas, que son gastos, tienen la característica de que sólo toman una parte de ti, de tu ingreso o tu fortuna. No devuelven nada, aunque así parezca. De hecho, las compras por impulso, de aquellos bienes y servicios que realmente no necesitabas o que no te eran útiles (porque puedes no tenerla entre prioridades como necesidad pero sí encontrarle un uso útil después), son simplemente gastos.

Las inversiones, por otro lado, tienen la cualidad de que ponen tu dinero a actuar por ti. Es decir que se mantiene en movimiento hasta que regresa algo de la propia inversión (se le conoce como retorno de inversión). Los prestamos de dinero entran en esta categoría.

¿Cómo reconocer una buena inversión?

La oportunidad es única. Lo cual significa que no habrá una segunda forma de obtenerla. Quizá encuentres alguna parecida, pero no será la misma, ni en su precio ni en su retorno, plazo o forma.

El retorno de inversión es garantizado. Ningún gasto puede decir lo mismo. Una inversión puede ser tan sencilla como la compra de un conjunto de ropa que te hará ver presentable en la próxima junta de trabajo, hacerte sentir confiado y vender la idea al cliente. O bien, puede ser tan compleja como la compra de una casa. Entre menos riesgo, mejor.

El retorno de inversión tiene una proporción de ganancia-tiempo que te conviene. Es decir, quizá sea una ganancia bastante grande. Entonces probablemente es una inversión que tomará tiempo retornar a ti (no será inmediato). Los cálculos nunca están de más. Siempre considera el tiempo y el esfuerzo.

El retorno de inversión es el doble o más. Lo que significa que estás poniendo mucho menos de tu dinero para “comprar” esta inversión, no importa si es producto o servicio, y estás “vendiendo” más caro. En el caso de los prestamos de dinero que puedes obtener de Autoloans, estás recibiendo un dinero al momento (lo cual ya supone una ganancia), estás sufragando tu crisis (cualquier tipo de crisis financiera sólo puede ser deuda o gasto), y además, si estás interesado, también puedes poner el resto del dinero (una vez más, si estás dispuesto a ello) a trabajar en otra cosa como compra de bienes inmuebles, viajes, clases, etcétera.

Te permite alcanzar objetivos concretos. Si vas a invertir por invertir, quizá no sea la mejor decisión, porque entonces puedes divagar en lo que quieres. Piensa bien cuáles son tus metas y por qué necesitas, por ejemplo, tus respectivos prestamos de dinero. Si una inversión no tiene forma de acercarte a ellos, no pierdas tu tiempo. Por otro lado, si directamente está apoyando a disminuir el tiempo que tardas en alcanzarlos o si agrega valor de alguna manera, adelante, es una buena inversión.

Ahora ya tienes todos los datos concretos para tomas una decisión basada en información y lógica. De hecho, las mejores decisiones se toman de esta forma. Olvídate de los impulsos y acciones derivadas de las pasiones (ira, coraje, miedo, desesperación), pues sólo te llevará a pensar con la candidez de ese momento y hasta puede nublarte el panorama completo.

Te invitamos a que te pongas en contacto con nosotros lo más pronto posible para que podamos armar un plan de financiamiento acorde a tus posibilidades y a tus necesidades. Estamos seguros que trabajando en conjunto podemos hacer grandes cosas. Sólo es cuestión de que te decidas ya y pongas tu dinero a trabajar, como debe de ser. Deja los gastos y deudas detrás. Aprovecha las oportunidades que se te presentan en Autoloans.

Publicaciones recientes
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

prestamos personalesprestamos rapidos