En Blog

Es muy probable que en algún momento de la vida se piense en la posibilidad de pedir uno de los tantos préstamos personales que ofrecen diversas empresas. Cada uno de estos financiamientos puede ser para salir de algún apuro, o quizá puede que se necesite una gran cantidad de dinero, la cual, en ese momento, no puede ser cubierta por los ahorros que se tengan.

Un préstamo de este tipo podrá ayudar a hacer una remodelación de una casa, emprender un negocio, hacer un viaje o, en su defecto, apoyarte para atender alguna emergencia. Sin embargo, es importante conocer qué es lo que significa un préstamo y, sobre todo, qué ventajas hay para quienes lo soliciten.

Un préstamo es una estrategia con base financiera, en el cual, un sinfín de entidades de este rubro (privadas o gubernamentales) pueden poner a disposición del público en general cierta cantidad de dinero. Esta cantidad monetaria tiene que ser devuelta, por ello, es importante para estas empresas conocer la capacidad económica de todas personas que llegan a pedir dicho financiamiento.

Es importante destacar que las tasas de interés varían en cada una de las entidades financieras que se dedican a proporcionar este tipo de créditos. Esto se debe a que se tiene que recuperar cierto porcentaje del monto prestado. Además, es significativo comprender que de este porcentaje dependerá el monto final que se pague por el préstamo.

Al igual que sucede cuando se tiene una línea de crédito, en un préstamo, se debe otorgar una garantía. Cabe destacar que los financiamientos garantizados requerirán que el interesado en obtener la suma de dinero solicitada deje un activo personal, como lo es una casa o algún otro bien que pueda darle a la empresa la garantía de que se va a liquidar el crédito, además de minimizar el riesgo por parte de la entidad crediticia.

Se debe remarcar el hecho de que hay contratos donde no se pide una garantía en el préstamo. En estos casos, se le pedirán más intereses a la persona que esté solicitando el crédito, debido a que las empresas que se dedican a otorgar estos financiamientos pueden correr más riesgo al momento de no recibir todo el pago. Se tiene que tomar en cuenta que esta medida será necesaria para poder garantizar la retribución del efectivo, por lo menos, el capital que se haya otorgado.

Es importante conocer que la diferencia que existe entre una línea de crédito y los préstamos personales radica en cómo el prestamista reparte el dinero. Cuando se pide prestada una cantidad de dinero a través de un financiamiento personal, siempre el prestamista desembolsará el importe que corresponde a la totalidad del préstamo en una sola exhibición. Por su parte, una línea de crédito te presta cada vez que lo necesites.

A continuación, se mencionará algunas de las ventajas que se tienen al momento de solicitar un préstamo personal, sobre todo, porque brindan la facilidad de poder pagar cada una de las deudas que se tengan o hacer una inversión que retribuya en el futuro. Entre las que podemos encontrar son:

  • Es posible ocupar el préstamo para lo que cada una de las personas desee, principalmente, porque no es necesario justificas su uso. Nosotros recomendamos que sea utilizado para algo que pueda retribuir el dinero que se otorga.
  • Según el historial crediticio que se tenga, se podrá generar un préstamo de una buena cantidad de dinero, el cual podrá ser utilizado en el momento en el que se desee.
  • Desde que se está realizando la contratación del financiamiento, se tiene la oportunidad de saber cuál es el monto que se recibirá, así mismo, lo que se tendrá que pagar mientras dura el préstamo otorgado.
  • Es posible tener una mayor organización de las finanzas personales.

Es importante comentar que se tienen algunas desventajas que, muy probablemente, pueden hacer que una persona desista de recurrir a este servicio. No obstante, éstas pueden tener una solución. Sólo siga las siguientes recomendaciones:

  • Una vez que se venza el tiempo del financiamiento, se tiene que solicitar una renovación del préstamo personal. Esto muchas veces puede representar una gran desventaja para las personas. Sin embargo, no lo es, ya que se puede volver a tramitar un financiamiento de este tipo en un futuro.
  • En muchos de los casos, llegan a ser difíciles de tramitar debido a que el interesado tiene un historial crediticio muy accidentado. Sin embargo, existen empresas, como lo es AutoLoans, que no les importa si se ha estado en el buró de crédito. Se presta el dinero a las personas siempre y cuando se tenga un bien para dejar en garantía.
  • Se debe tener cuidado en cómo se administra el préstamo y, sobre todo, cómo se llevan acabo las formas de pago. Aquí es muy importante que se tenga en cuenta la fecha de los pagos; de lo contrario, se podrá ser acreedor de intereses que pueden incrementar el saldo del financiamiento.

En AutoLoans, sabemos que la situación por la que pasa el país no es la más favorable. Por ello, ponemos a disposición del publico en general el poder obtener un financiamiento, sin la necesidad de pasar por trámites muy tardados como es la verificación del buró de créditos. Es fácil obtener el crédito siempre y cuando se cuente con un automóvil que se pueda dejar en garantía. Nuestros préstamos personales son los mejores del mercado, chéquelos.

Publicaciones recientes
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Préstamos de dineroempeño de autos