En Blog

Les damos nuevamente la bienvenida al blog de Autoloans, un espacio creado para ustedes, donde podrán encontrar información sobre los servicios que te ofrecemos y datos relevantes sobre los préstamos en efectivo. El día de hoy hablaremos sobre préstamos rápidos, y como pueden ser una opción para consolidar tus deudas.

Después de la crisis global ocurrida en 2008, la mayoría de las instituciones financieras en México se vieron afectadas y desde entonces aún no se han recuperado por completo. A partir de ese momento la solicitud de créditos bancarios se ha vuelto más complicada, pues día con día solicitan más requisitos y exigencias para ser candidato a uno. Pero la crisis no sólo afectó al sistema financiero, también causó estragos en la población general que se vio en situaciones donde sus deudas aumentaban debido a los intereses y no podían pagarlas.

En esos momentos fue cuando los préstamos rápidos comenzaron a ganar relevancia, debido a que no había tantos obstáculos para solicitarlos, los intereses eran menores y no importaba si te encontrabas con una calificación negativa en Buró de crédito, y, sobre todo, los beneficios eran mayores.

En la actualidad siguen siendo la opción más solicitada para obtener un préstamo, ya sea que se requiera para una emergencia, como cubrir gastos médicos o funerarios, para salir de vacaciones o cubrir los gastos de útiles escolares y colegiaturas en el regreso a clases, puesto que pueden obtenerse, en algunos casos, hasta 250,000 pesos en menos de 48 horas.

Como mencionamos en un inicio, aún hay remanentes de la crisis, por lo que una gran cantidad de personas aún arrastran deudas de las que sólo pagan interés, o por distintos motivos sólo pueden cubrir los pagos mínimos requeridos por los bancos, lo que hace que sus deudas tarden años en ser cubiertas en su totalidad; y la gran mayoría de las veces las instituciones bancarias no les permiten reestructurar el crédito o consolidar varias deudas de distintos bancos en uno sólo, lo que permitiría reducir los pagos de intereses y liquidar las deudas más rápidamente.

Para esos casos los préstamos rápidos se han vuelto una opción para consolidar deudas, en especial, como mencionamos, si estas deudas se encuentras distribuidas en distintas instituciones. De esta manera ya no se tienen que pagar dos o más deudas, cada una con su tasa de interés que incluso podría significar el pago del doble de la deuda original, sino que sólo se paga una, la del préstamo adquirido con una empresa especializada como lo es Autoloans.

Pero antes de solicitar un préstamo para consolidar tus deudas se deben considerar algunos aspectos y realizar ajustes a tus finanzas, de esta manera podrás aprovechar al máximo el capital que adquieres y evitaras que pueda convertirse en otra deuda todavía mayor.

En primer lugar, debes de dejar de aumentar tu deuda. Por ejemplo, si tu deuda original consta de una o dos tarjetas de crédito, una vez que las liquides con el préstamo, no vuelvas a usarlas hasta liquidar el total de tus deudas, y preferentemente sólo conserva una de las tarjetas para usar únicamente en casos de emergencia y cancela el resto para que no tengas que pagar las anualidades.

Has un balance detallado de tus finanzas, registra cada gasto y cada ingreso. Clasifica tus gastos quincenal o mensualmente en grupos, los gastos básicos (comida, agua, luz, renta, etcétera) son imprescindibles, pero la mayoría de los casos gran parte de tus ingresos es usado en compras pequeñas que son prescindibles y bien podrías dejar de hacer, de esta manera tus ingresos duraran más.

Elabora un presupuesto teniendo en cuenta que debes dividir tus gastos en dos, una parte para tus gastos básicos y otro para cubrir los pagos de tu préstamo. Evita por completo salirte del presupuesto, a menos que sea absolutamente necesario. Para evitar gastar de más puedes seguir algunos tips, como sólo usar dinero en efectivo, ir al supermercado con la cantidad exacta de tus compras y evitar llevar tarjetas de crédito o débito; elimina gastos innecesarios, como membresías de gimnasios o clubes que no utilizas; evitar usar taxis o servicios como Uber y optar por el transporte público o caminar; entre otros.

Y en caso de que te sobre dinero al final del mes no lo gastes, ahórralo. Si mantienes cierta cantidad de dinero ahorrado, en caso de una emergencia no necesitaras volver a usar tu tarjeta de crédito, también puedes usarlo para adelantar pagos de tú préstamo y liquidar más rápido la deuda.

Una vez considerados estos aspectos y que los hayas aplicado a tus finanzas es momento de buscar la empresa adecuada. Para elegirla ten en cuenta que deber ser un lugar con experiencia y seriedad, puesto hay muchas que se dedican a defraudar a la gente o cambian sin previo aviso su clausulas o aumentar los intereses, y tu deuda puede volver a crecer. Por eso, la mejor opción la encontraras en Autoloans, en donde nos preocupamos por ti y te ofrecemos préstamos sobre tu auto, una opción con los mejores beneficios, prestándote hasta el 60% de tu valor, sin que sea retenido, únicamente se le coloca un localizador GPS y te solicitamos una copia de las llaves. Solamente necesitas tener un auto nacional que no tenga más de diez años y que esté a tu nombre,

Manejamos una baja tasa de interés y distintos planes de préstamos rápidos que se adaptaran a tus necesidades. No necesitas de un aval y ni un buen historial crediticio. En menos de 24 horas tu préstamo estará liberado. Y si no puedes visitar nuestras oficinas, realiza tu cita en nuestro sitio web o vía telefónica y enviaremos a uno de nuestros ejecutivos a tu domicilio para iniciar el trámite.

Ponte en contacto con nosotros para más información, aquí encontrarás la solución a aquellos imprevistos, podrás por fin irte de vacaciones familiares o consolidar tus deudas en un sólo préstamo, de la mano de una empresa seria, profesional y que brinda a sus clientes la seguridad que necesitan al momento de adquirir un préstamo sobre su automóvil.

Publicaciones recientes
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Prestamos personalesprestamos personales