Préstamos sobre autos

¿Qué son los préstamos y por qué conviene solicitar préstamos sobre autos?

En representación de Autoloans, les damos la bienvenida a una nueva entrada de este sitio web en el que hallarán información relacionada con nuestros servicios; en esta publicación les hablaremos sobre los préstamos, asimismo les explicaremos más sobre nuestro servicio de préstamos sobre autos.

Un préstamo consiste en una transacción con la cual un arrendatario otorga un servicio a un beneficiario por medio de contratos o acuerdos preestablecidos mayormente antes de la operación, por lo general un préstamo puede realizarse a corto, mediano o largo plazo dependiendo de los acuerdos de las partes, asimismo deben ser garantizados por ambas partes. Los préstamos por su definición pueden concebirse como pagos por adelantado sobre algún valor material o mercancía, aunque ese término puede referirse también al dinero en efectivo que se cede ante una línea de crédito establecida con anterioridad por algún banco o institución, así como personas físicas a cargo de conseguir préstamos específicos. Los préstamos, en la mayoría de las ocasiones, dependen de que el consumidor tenga registros de nómina y empleo previos.

prestamos sobre autos

En la mayoría de los casos se busca evitar un fenómeno financiero denominado usura, que se entiende como tasas de interés irrazonables y excesivas, puesto que existen jurisdicciones que limitan la tasa de porcentaje anual que puede cobrar cualquier prestamista. Existen múltiples maneras diferentes de calcular la tasa de porcentaje anual de un préstamo, todo esto depende mucho del método que se use, pues una tasa calculada puede diferir dramáticamente depende de los usos, términos y condiciones del mismo; un ejemplo de esto puede ser un cargo de $150 en un préstamo de día de pago de $ 1000 a 14 días, siendo esta operación (desde la perspectiva del prestatario) básicamente en cualquier lugar del 391% al 3,733%. Por lo general un proceso de préstamo básico involucra a un prestamista que proporciona un préstamo garantizado a corto, mediano o largo plazo, que se reembolsará en el período de pago acordado con el prestatario.

El todos los casos, o mayoritariamente, se trata de verificar el empleo o los ingresos por medio de talones de pago y estados de cuenta bancarios, así como recibos de impuestos y otro tipo de papeles que certifiquen que la persona que solicita un préstamo está dentro de las demarcaciones legales que marca la ley, aunque también hay casos en que algunos prestamistas no verifican los ingresos ni realizan comprobaciones de crédito. Existen también franquicias y compañías individuales que tienen sus propios criterios de suscripción aunque no están muy alejados a las demarcaciones que se tienen por ley.

Cuando se cumplen todos los requisitos para obtener un préstamo, el prestatario suele escribir un cheque posfechado al prestamista por el monto total del préstamo, más las tarifas e intereses. Una vez establecido este contrato inicial se establece una fecha de vencimiento del mismo, en la cual se espera que el prestatario regrese al banco o centro de préstamos para pagar el monto acordado en persona o bien depositarlo en cuantas electrónicas en los periodos y fechas establecidas. Las cláusulas de seguridad de estos contratos establecen que en caso de que el prestatario no pagase el préstamo, el prestamista puede recurrir a elementos legales, como también puede recurrir a otros tipos de cobros como de bienes y propiedades; además de incumplirse los términos, el prestatario puede enfrentar una tarifa de cheque rebotado de su banco además de que tendría que cubrir los costos totales del préstamo, al mismo tiempo el préstamo puede incurrir en tarifas adicionales o una mayor tasa de interés (o ambos) como un resultado de la falta de pago.

En la innovación más reciente de los préstamos, es decir, procesos en línea, los consumidores completan la solicitud de préstamo (o en algunos casos a través de fax, especialmente cuando se requiere documentación aunque este método ya no es muy común), todo esto desde cualquier lugar y sin necesidad de acudir a las casas de préstamos, bancos o con los agentes individuales encargados de constatar estos trámites. Dichos fondos se transfieren mediante depósito directo a la cuenta del prestatario, y el reembolso del préstamo y/o el cargo financiero se retira electrónicamente en el siguiente día de pago del prestatario. Para que todo este proceso sea veraz y continuo, se tiene una ley de préstamos en general, la cual prohíbe a los cobradores de deudas el uso de prácticas abusivas, injustas y engañosas para cobrar a los deudores; tales prácticas incluyen llamar antes de las ocho en punto de la mañana o después de las nueve en punto de la noche, o llamar a deudores en horas de trabajo. En muchos casos, los prestatarios escriben un cheque con fecha posterior al prestamista; si los prestatarios no tienen suficiente dinero en su cuenta para la fecha del cheque, su cheque rebotará.

Hay otras opciones disponibles para la mayoría de los clientes de préstamos, estas incluyen préstamos de cooperativas de ahorro y crédito con intereses más bajos y condiciones más estrictas, que tardan más en obtener la aprobación, así como préstamos sobre autos, protección contra sobregiros bancarios, adelantos en efectivo de tarjetas de crédito, planes de emergencia de asistencia comunitaria, préstamos de consumo pequeños, préstamos a plazos y préstamos directos de familiares o amigos, etc.

Con respecto a los préstamos sobre autos, estos consisten en que un consumidor que posee su propio vehículo, consigue por medio de la garantía de este un préstamo de título ya que los préstamos de título de auto usan el capital del vehículo como crédito en lugar del historial de pago y el historial de empleo. Este tipo de préstamos está asegurado por el automóvil del prestatario, pero están disponibles solo para los prestatarios que tienen un título claro (es decir, ningún otro préstamo) para un vehículo. El monto máximo del préstamo es una fracción del valor de reventa del automóvil. Si el prestatario incumple sus obligaciones, entonces el prestamista puede intentar recuperar los costos revendiendo el automóvil.

Aunque en casos específicos de empresas como AutoLoans, en donde ofrecemos atractivas facilidades de pago y obtención de préstamos sobre autos, ya que ofrecemos hasta el 60% sobre el valor de su auto, esto lo realizamos en trámites rápidos y sencillos con la ventaja de que ustedes nunca dejarán de conducir su auto, pues la garantía de las deudas se solventa con la factura de su auto con requisitos mínimos, que prácticamente cualquier persona puede cumplir para salir de un apuro económico en cuanto lo necesiten.

No olviden contactarnos si necesitan de un préstamos rápido, dejando su auto como garantía, sin necesidad de que se quede en resguardo con nosotros para que puedan seguir usándolo hasta que cumplan con la deuda. ¡Contáctenos!

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.