En Blog

Los principales factores que nos generan problemas en nuestra economía son la falta de organización, la impulsividad de gastar, el consumismo y la incapacidad de administrar y manejar de manera adecuada, moderada y sensata los recursos monetarios con los que contamos.

Hay personas que se ganan la lotería, reciben una herencia, venden alguna propiedad, reciben un seguro de vida, obtienen préstamos de dinero, créditos financieros o incluso tienen éxito en algún proyecto, pero rápidamente gastan estos recursos en productos, bienes y actividades poco relevantes, al grado que la riqueza súbita se desvanece de la misma manera y la persona termina en una situación económica incluso peor que la inicial.

Lamentablemente, esto sucede porque en muchas ocasiones las personas no están preparadas mental, intelectual ni emocionalmente para manejar cantidades tan grandes de dinero y a veces ni siquiera cantidades moderadas, tampoco cuentan con la preparación necesaria para administrar adecuadamente sus propios ingresos, no tienen una persona cercana o un asesor que les ofrezca apoyo para manejar sus recursos económicos o simplemente les gusta despilfarrar sin medida.

Sea cual sea el caso, las consecuencias pueden llegar a ser desastrosas, al grado de llevar a la ruina a una persona o a la quiebra a un negocio. Y cuando se trata de productos financieros que implican una obligación de pago, el problema puede ser todavía mayor, pues no solo se pierde dinero, también se tiene una deuda que puede resultar difícil de saldar.

Es por estas razones que en AutoLoans consideramos muy necesario ofrecer un poco de información, pero más que nada algunas recomendaciones, pues no podemos preparar a las personas emocional e intelectualmente para manejar sus gastos y modelar su conducta financiera, pero sí podemos ofrecer un poco de ayuda para que sepan cómo administrar sus préstamos de dinero y saber qué hacer con ellos una vez que les hayan sido otorgados.

  • No tomar decisiones apresuradas.

Es común que la primera acción que realizan las personas al recibir una buena cantidad monetaria sea irse de vacaciones, comprar ropa, muebles, electrodomésticos o hacer gastos innecesarios. Cuando los recursos se destinan a un negocio, tampoco es muy diferente, quizás no se va el empresario de vacaciones, pero sí suele gastar de manera precipitada adquiriendo equipo o realizando remodelaciones que no son tan necesarias en el momento.

El impacto de estas decisiones apresuradas, de estos gastos hechos sin pensar, puede ser tan fuerte que la persona termina sin recursos y hasta endeudada, sobre todo si se trata de un producto financiero.

  • Educación financiera.

Es necesario aclarar que esto no se refiere a estudiar economía, finanzas, administración o contaduría, sino simplemente aprender a utilizar los recursos monetarios, aprender a ahorrar y a realizar gastos una vez que se ha pensado clara y detenidamente en las razones para hacerlos.

Es decir, para tener una conducta financiera que nos favorezca es necesario ir paso a paso. Esto significa que siempre debemos buscar la mejor opción para invertir y obtener ganancias, para que los recursos se multipliquen, encontrar formas de ahorrar y aprovechar al máximo cada centavo. Por supuesto, es necesario considerar qué tipo de inversiones se hacen, pues ingresar a un mercado desconocido o para el que no se está preparado puede no tener el mejor resultado.

La educación financiera es imprescindible y no requiere más que una buena investigación y paciencia para poder tomar las mejores decisiones.

  • Cuidado con los tiburones.

Este es uno de los principales peligros, pues aunque no lo parezca, hay muchos amigos, conocidos o familiares que, para ponerlo en términos coloquiales, huelen el dinero. Por lo tanto, cuando una persona recibe u obtiene una herencia, ganancias de un negocio, préstamos de dinero, el aguinaldo o cualquier cantidad proveniente de diversos medios, estas personas aparecen solicitando u ofreciendo ayuda e incluso atribuyéndose la propiedad del dinero y quieren hacer uso de él para sus propios fines.

Es importante tener la capacidad y la fuerza para decir no a estos tiburones, para alejarse de ellos y manejar por uno mismo los asuntos económicos propios sin la “ayuda” de otros y recurrir a la educación financiera para buscar y encontrar las mejores opciones.

  • Estabilidad emocional.

Es difícil dar un consejo o recomendación en este aspecto, pero es importante que la persona sepa recibir una cantidad monetaria de manera serena, prudente y controlada, pues no es difícil encontrar ejemplos de conocidos, vecinos, amigos e incluso familiares que al obtener dinero por cualquier medio se vuelven literalmente niños que solo buscan gastar su dinero en placeres simples y pasajeros.

Muchas otras personas tienen sentimientos de grandeza y esto los lleva a tomar decisiones equivocadas o a confiar en personas incorrectas y también a realizar gastos inadecuados. Cuando se trata de productos financieros, difícilmente se tiene un sentimiento de superioridad, pero sí es común sentir excitación, alegría y tener la necesidad de gastar o comprar, por lo que se recomienda no utilizar el monto los primeros días, hasta que la emoción haya pasado y las decisiones se puedan tomar con mayor serenidad y prudencia.

  • Consciencia financiera.

Esto se refiere principalmente a tener en cuenta que los préstamos de dinero son una deuda que debe ser pagada, tienen periodos y plazos específicos de pago, no son un ingreso extra, pero sí pueden ser utilizados para inversión y obtener ganancias, por lo que bien manejados pueden resultar en una buena opción de financiamiento, pero un mal manejo puede implicar una deuda mayor.

Estas son solo algunas recomendaciones que en AutoLoans consideramos importantes que tomes en cuenta al momento de solicitar cualquier producto con nosotros y recibir el monto, pues estamos seguros que de seguirlas, tu proceso de pago será mucho más sencillo y seguramente tanto tú como nosotros estaremos satisfechos con el resultado, porque en AutoLoans lo que verdaderamente nos importa es la satisfacción de nuestros clientes.

Publicaciones recientes
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Prestamos personalesPrestamos